Sección Especiales


SECCIONES










SERVICIOS




Sugerencias y
comentarios al 
WebMaster

Bitácora

   ADEMÁS de la corrupción, la demagogia y la mentira de la clase gobernante, son temas que molestan sobremanera a una sociedad mexicana que está despertando y tomando las calles para expresar su enojo y su rechazo a las políticas económicas de la autoridad que, a pesar del descontento social, continúa simulando, engañando, con anuncios fatuos de supuestos planes de austeridad, una austeridad que no se ve por ningún lado, solo en los discursos oficiales, veamos varios casos y al final juzgue Usted querido lector…

APENAS hace unos días, en medio de las movilizaciones sociales por el aumento al precio de los combustibles, se reveló que nuestros ilustres diputados federales habían contratado un seguro de gastos médico mayores para los 500 integrantes de ésta, la LXIII Legislatura federal con un costo de 161 millones de pesos, 20 millones de pesos más (un 11.70%) que lo que costó la póliza que pagó la anterior Legislatura…

ASÍ es, 161 millones de pesos de nuestros impuestos para que nuestros ínclitos diputados tengan un servicio médico de primer mundo, pero no sólo ellos, sino también esta póliza protege a sus cónyuges, concubinas o pareja del mismo sexo, hijos menores de 25 años y padres del asegurado, cobertura que incluye tratamientos por accidente, cáncer y diabetes…

DE los 500 legisladores federales, sólo 86 renunciaron a este ofensivo y oneroso seguro médico, por desgracia, de los 10 diputados potosinos en San Lázaro, sólo el perredista Xavier Nava declinó esta prestación, ¿cuál austeridad, cuál “apretarse el cinturón, cuál sensibilidad?...

POR cierto, ya en temas de la Legislatura federal, cabe recordar cuáles diputados potosinos votaron a favor del tan mentado y odiado “gasolinazo”: a favor, los cuatro priistas: Delia Guerrero, Christian Sánchez, Fabiola Guerrero y Ruth Tiscareño; los dos del Verde, Cándido Ochoa y el desconocido José Antonio Arévalo, que a pesar de no ser potosino ganó la curul representando a la entidad; en contra votaron los panistas Ángeles Rodríguez y Marquito Gama Basarte y el perredista Xavier Nava; ¿y la también representante de los potosinos del PRD, Erika Briones?...

PARA confirmar la doble moral y el discurso demagógico de nuestros políticos del que hablábamos, ¿a ver qué le parece esto?: Ayer en la manifestación del PRD por el gasolinazo, la diputada federal de este partido, Erika Briones Pérez, casi envuelta en una bandera nacional declaró que han pasado más de 20 años de que Pemex gasta en un líder sindical y no en refinerías; la del sol azteca aseguró que si ella fuera directora de la paraestatal, reduciría el gasto corriente y la reestructuraría, recortaría el gasto público y retiraría a los haraganes de la administración pública federal, “es un gran aeropuerto donde muchos aterrizan sin trabajar”, dijo muy enojada Briones…

TIENE toda la razón Erika Briones en su declaración, pero por desgracia, la perredista no tiene calidad moral, ni cara, ni vergüenza para fustigar y criticar, cuando ella -como diputada federal- abandonó su responsabilidad al no asistir a la sesión donde se votó el “gasolinazo”; según la página del Congreso, en el apartado de asistencias de la perredista (http://sitl.diputados.gob.mx/LXIII_leg/votaciones_por_pernplxiii.php?iddipt=233&pert=7), Briones Pérez se ausentó a las sesiones donde se discutió y votó el polémico incremento al combustible, no asistió a trabajar en las sesiones del 18, 20, 25 y 27 de octubre pasado, y de seguro cobró íntegra y puntualmente su onerosa y poca desquitada dieta, efectivamente diputada Briones: coincidimos con usted en el tema de que “hay que retirar a los haraganes de la administración pública federal”, ¿Por qué no empieza por renunciar?, digo para ser congruentes…

Y bueno continuando con los innumerables ejemplos del discurso falso y hueco de la “austeridad” anunciada por las autoridades, qué tal lo que el Poder Judicial de la Federación, por medio de la Judicatura, gastará en “obras”, casi 4 mil millones de nuestros impuestos para la construcción de seis palacios de justicia, ocho centros de justicia penal y estacionamientos para sus sedes en varias entidades; nadie está en contra de que se erija infraestructura, ¿pero en plena crisis económica?...

Y qué pero le pone a los casi 12 millones de pesos que el Congreso del Estado despilfarró en tan sólo la primer quincena de diciembre pasado en la adquisición de 27 vehículos último modelo para uso de los diputados y supuestos “apoyos y ayudas” en juguetes, dulces, galletas, cobijas, despensas y material de construcción, ¿cuántos días, semanas o meses se pudieron haber subsidiado del transporte público con estos 12 millones de pesos de nuestros impuestos?...

DEL Ejecutivo y de los municipios ya hablaremos mañana, esté pendiente…Armando Acosta


 

Lunes
16 de Enero del 2017

Sección Especiales

Bitácora


 

San Luis Hoy, Edición Internet, Galeana 485, San Luis Potosí, S.L.P. México Tel. 8100-100