Sección Especiales


SECCIONES










SERVICIOS




Sugerencias y
comentarios al 
WebMaster

BITÁCORA

   ERA el evento más importante de Derechos Humanos en los últimos años en la entidad, era “la cereza del pastel” de una gris y mediocre gestión del presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Jorge Vega Arroyo, próximo a dejar el cargo; los invitados eran de primer nivel: Luis Raúl González Pérez, Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Jan Jarab, representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Roberto Campa Cifrián, Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación y Carlos Ayala Corao, Relator de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la crema y nata de los Derechos Humanos a nivel nacional e internacional y como invitado especial el gobernador del Estado, Juan Manuel Carreras López…

TODOS ellos y decenas de representantes de étnias de todo el país se encontraban en un salón de quizas el más lujoso y exclusivo hotel de la entidad, ubicado en la zona diamante de la ciudad, el Hilton, un lugar extraño para realizar la inauguración formal del “Seminario Internacional Sobre Fundamentos y Prácticas de Derecho a la Consulta Previa, Libre e Informada de los Pueblos Indígenas”…

APENAS el primer orador del evento, el ombudsman nacional Raúl González acababa de terminar su discurso donde elogiaba a San Luis Potosí, por ser una de las dos entidades en el país que cuentan con una Ley de Consulta Indígena que “mediantes procedimientos apropiados, favorece la inclusión y permite dirigir acciones específicas para su beneficio y desarrollo”, estos halagos dibujaron una sonrisa de oreja a oreja al primer mandatario estatal, pero el gusto le duró muy poco, segundos después esa sonrisa se transformó en una gran mueca de enojo, de desagrado y su rostro adquirió un color grana subido…

PUES resulta que en cuanto el titular de la CNDH apenas se acomodaba en su silla en el presidium, medio centenar de representantes indígenas de ocho municipios de tres etnias de la Huasteca Potosina, rodearon el presidium con el puño en alto y con consignas como “a nosotros no nos hacen caso”, a la vez que los líderes le entregaban al Ombudsman nacional y al representante del Alto Comisionado de la ONU, varios escritos, entre ellos dos amparos a favor de ellos por la “simulación” de la Consulta Indígena para la elaboración del Plan Estatal de Desarrollo (PED), los manifestantes acusaban al Gobierno de Juan Manuel Carreras, cada vez más rojo de coraje, de sólo consultar 41 de las 346 comunidades indígenas con las que cuenta la entidad y lo culparon de violar sus derechos humanos…

EL gobernador Carreras no podía ocultar su furia detrás de una mueca que intentaba ser una sonrisa, ya se frotaba las manos nerviosamente o las metía a los bolsillos o tomaba una hoja de papel, echándole unos “ojos de pistola” al secretario general de gobierno, Alejandro Leal, sentado “hecho chiquito” en las primeras filas de asientos, el presidente de la CNDH, el único que habló, les pedía a los inconformes que fueran atendidos por la Cuarta Visitadora, a lo que los indígenas se negaron, también visiblemente molesto, González Pérez les ofrecía reunirse personalmente con ellos al término de la ceremonia fallida…

MIENTRAS que Jan Jarab, el representante de la ONU, sólo meneaba la cabeza, atónito a la escena, indígenas locales reclamando voz en un seminario de “consultas” a las etnias, Campa Cifrián, subsecretario de Gobernación también se mostraba incómodo, molesto, como diciendo, a dónde me invitaron, por último el ombudsman estatal, Jorge Vega, quedó pasmado, inmóvil, no movía ni una pestaña, ausente, su rostro paso del color blanco, al amarillo pálido y terminó verde, su salida espectacular que había planeado había naufragado estrepitosamente, el magno evento concluyó rápidamente, los invitados no salían de su asombro y su molestia era más que evidente, principalmente el gobernador que no podía ocultar su enojo, el ambiente tenso se podría cortar con tijeras, los inconformes daban la espalda al presidium…

VEGA Arroyo veía salir por las elegantes puertas del salón la oportunidad de ocupar la titularidad de la Defensoría de Oficio del Estado a la que aspiraba o la quinta visitaduría de la CNDH, su futuro quedó arruinado y su destino sellado cuando encolerizado, el gobernador, con justa razón, al término del evento sólo le dijo a Vega, señalándolo con el índice, “tú tienes la culpa”. Más tarde, la oficina de prensa del gobierno estatal, no tuvo empacho en ofender la inteligencia de los potosinos, al enviar un comunicado, el siguiente es uno de sus párrafos, juzgue Usted querido lector: “En el evento, Campa Cifrián y González Pérez reconocieron al mandaario potosino el compromiso para que los indígenas tengan en San Luis Potosí la garantía de que su voz se escucha y se hace valer mediante consultas, foros y en los diferentes poderes del Estado”, por Dios cuanto cinismo…

PD.- No sabemos si reír o llorar, resulta que la Secretaría de Salud del Estado, por parte del “Voluntariado” presidido por Adrián Lárraga Zamarrón, el policía estatal comisionado a ese fin y pareja de la titular de la dependencia, ahora se dedica a organizar una “cena por la vida”, evento de gala a realizarce el próximo viernes en el inútil Centro de Convenciones de SL, con el pretexto de “apoyar a pacientes de escasos recursos”, cada boleto para esta cena tiene un costo de 2 mil pesos y a todos los funcionarios de primer nivel del gobierno se les está obligando a adquirir al menos dos entradas, ¿qué sigue?, ¿una “rifa entre amigos” para que la JEC repare el derruido puente “El Cascabel”?, ¿o una tómbola para que la inamovible Sedesore lleve ayuda a los pobres?, en fin...Armando Acosta



 

Viernes
24 de Marzo del 2017

Sección Especiales

BITÁCORA


 

San Luis Hoy, Edición Internet, Galeana 485, San Luis Potosí, S.L.P. México Tel. 8100-100