Sección Especiales


SECCIONES










SERVICIOS




Sugerencias y
comentarios al 
WebMaster

BITÁCORA
[email protected]

   LA destitución del director de la policía estatal, José Luis Urban Ocampo y el inicio de una investigación en su contra, ordenada por el Gobernador del Estado, así como aceptarle la renuncia al Secretario de Seguridad Pública del Estado, Joel Melgar Arredondo, podrían calificarse de tardías, pero en honor a la verdad y justo es reconocerlo, es una decisión acertada, correcta y aplaudible de un gobierno que vuelve a dar muestras de vida, después de meses de letargo…

LA supuesta “eficacia” del militar metido a jefe policíaco, su fama de entrón y fajado lo salvaron en muchas ocasiones, más de las deseadas según nuestra humilde opinión, de ser destituido por el galeno-gobernador; los excesos de brutalidad y violencia, la violación a los más elementales derechos humanos con las que actuaba Urban Ocampo y que dejaron el año pasado ocho potosinos muertos a manos de elementos de la corporación, habían sido elementos suficientes para que lo cesaran, pero el gobernador aguantó, asumió el costo y lo mantuvo en el puesto…

ESTO provocó que el ahora director de Seguridad Pública del estado, se sintiera inamovible, a tal grado que acariciaba y promovía la idea de que él podría ser el próximo Secretario de Seguridad Pública del Estado, y así lo comentaba con su círculo cercano, para esto ideó, junto con su protector el ex secretario de Gobierno, Candi-candidato Ochoa Rojas, una estrategia de relaciones públicas para posicionarlo; así salió Urban el todopoderoso, Urban el valiente, Urban que rescataba mascotas perdidas y las entregaba a sus dueños, hasta recibir “reconocimientos” de los anodinos y alfombras diputados locales, todo con respaldo de boletines y fotos posadas…

DESPUÉS, en los últimos meses, el teniente coronel Urban abusó de la confianza y de la paciencia del titular del Ejecutivo y se involucró en turbios asuntos de los cuales dimos puntual detalle, el primero: el litigio que desde el pasado noviembre interpuso contra la ex cronista de la ciudad Ruth Arvide, fallecida hace más de seis años, a la cual le pretendía cobrar un presunto pagaré firmado por la hoy occisa, cuando en realidad Urban nunca conoció a Arvide, pues cuando ésta murió el militar se encontraba destacamentado en Sonora…

LUEGO, el escándalo de la compra al contado de una casona en pleno corazón del Centro Histórico, en la calle de Julián de los Reyes, con un costo de 2 millones de pesos, después de estas revelaciones Urban guardó un sospechoso silencio y como dicen “el que calla otorga”, el militar se fue sin aclarar estos dos polémicos asuntos, pero todavía, hasta este punto, seguía teniendo el respaldo de sus jefes e incluso, el amodorrado secretario general de Gobierno, Eduardo “la comadre chimolera” González Sierra, salió a defenderlo, con el infantil pretexto de que “eran asuntos personales” de Urban Ocampo…

PERO tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe, y la gota que derramó el vaso fueron las grabaciones de pláticas entre Urban y el candidato del PAN a la alcaldía de Soledad de los Ranchos, Juan Carlos “el famyto” Velázquez, donde el jefe policíaco le dictaba la estrategia a seguir en su campaña, basada en acusar al PRD de ataques a los panistas y hasta de estar vinculados con la delincuencia organizada, y la cereza del pastel, otra grabación donde “el famyto” le ofreció dinero al teniente coronel y él la acepta gustoso, porque “andaba con la lengua de fuera” y “andaba muy ahorcado”…

DE Joel Melgar, pues qué decir, una víctima colateral de las desafortunadas acciones de su subalterno Urban, pero también, el ex titular de la SSPE estuvo inmiscuido en innumerables corruptelas, irregularidades, excesos, mentiras, simulaciones e ineficiencias, que van desde los millones de pesos pagados a empresas “patito” por supuestas “asesorías” y compras opacas, hasta el enriquecimiento inexplicable con la compra de varios ranchos, en Salinas, en la Carr. a Matehuala y rumbo al Aeropuerto, lujosos vehículos como un BMW, camionetas de lujo blindadas, camiones de volteo y tráilers, además de una residencia en Las Lomas y otras más atrás del parque Tangamanga II, tómelo bajo reserva, pero trascendió que la “renuncia” de Melgar se dio porque hay un rompimiento de relaciones entre el galeno-gobernador y Candi-cándido Ochoa Rojas, principal protector y socio del hoy defenestrado titular de la SSPE…

EL Gobierno del Estado ya actuó y dio el primer paso, pero ¿y el PAN y su dirigente-guiñol Héctor Mendizábal y su candidato a la alcaldía de Soledad, “el famyto” Velázquez, cuándo serán removidos después de su burda comedia montada y orquestada por Urban?, en estos momentos la cara se les debería de caer de vergüenza, pero como ni la conocen…

PD.- Y Ricardo Gallardo Juárez, no fue para dar la cara y aclarar el reparto de candidaturas a su parentela, ni hablar…Armando Acosta


 

Sábado
18 de Abril del 2015

Sección Especiales

BITÁCORA


 

San Luis Hoy, Edición Internet, Galeana 485, San Luis Potosí, S.L.P. México Tel. 8100-100